Conozca la importancia de manejar idiomas en el mundo laboral

Manejar al menos un idioma extra permite competividad, acceder a cargos superiores, ser promovido en menores plazos y genera diferencias de ingresos.

Distintos factores marcan las diferencias entre los postulantes a un mismo trabajo, tales como el estudio de posgrados, experiencia en el exterior o proactividad. A ellos se suma algo fundamental en la actualidad, el manejo de al menos un idioma extranjero. 

Esto permite competitividad frente a otros candidatos, además de la posibilidad de acceder a cargos superiores. Así lo explica, Yael Sescovich, manager de Page Personnel, quien agrega que permite ser promovido en menores plazos. 

En relación a ello, la experta explica que “el inglés en general permite que profesionales jóvenes tengan contacto con gerencias de la compañía tanto a nivel de Chile como otras sedes, lo que a su vez genera una mayor exposición y permite mostrar en menor tiempo los resultados. Por lo mismo, pasan a ser referentes y la compañía va a buscar retenerlos y darles un mayor desarrollo, generalmente promoviendo o mejorando las condiciones salariales antes de un año”. 

Por su parte, José Fernández, socio de Stratos Executive Search, señala que existen diferencias de ingresos importantes entre los que saben inglés y los que no, que pueden llegar de 30% a más del doble. 

A modo de ejemplo, Fernández, indica que “un jefe de contabilidad de una multinacional puede ganar hasta tres veces lo que un jefe de contabilidad de una empresa nacional que facture lo mismo”. Asimismo, asegura, que en el caso de un gerente de recursos humanos, la brecha puede ser de 50%, mientras que para un ingeniero de proyectos de ingeniería llega al 30%. 

¿Un requisito fundamental?
La gran mayoría de las compañías cuentan hoy en día con sedes en otros países, lo que hace que contar con idiomas sea fundamental.

Sescovich indica que dada la globalización de las economías y de la búsqueda continua de compartir buenas prácticas entre sucursales, es que se exige el dominio de otro idioma.

Para Fernández, el no saber idiomas también limita el conocimiento. “Imagínese si es comprador de ropa de un retail y no sabe inglés, cómo va a poder negociar con su proveedor (…) o si es un médico no va a poder mantenerse al día en su especialidad”, aclara el ejecutivo de Stratos.

De esta manera, manejar un idioma externo podría ser un requisito en un par de años. Así lo explica Helena Luna, academic manager de Tronwell, quien aclara que “estudios indican que más del 60% de las empresas que necesitan personal con idiomas detectan carencias entre los postulantes y se estima que para el 2020, 3 de 4 ofertas laborales tendrá como requisito manejar un idioma extranjero o ser bilingüe para enfrentar un mercado globalizado y competitivo”.

El inglés, la lengua primordial
Los expertos coinciden en que el inglés es el idioma universal. En relación a esta lengua, Helena Luna destaca que es el idioma más hablado en el mundo, incluso en Europa.

Con ello coincide José Fernández, quien asegura que su influencia está en los campos de todo el conocimiento y servicios. Sin embargo, asegura, que es recomendable manejar la mayor cantidad posible de idiomas ya que ofrecen mayores oportunidades de conseguir trabajo de contenido más interesante y relacionarse con gente de mejor nivel.

Fernández destacó otros idiomas, tal como el portugués, que en su opinión, conocerlo “abre las puertas de trabajar en empresas brasileras, tomar cargos regionales en multinacionales” y en empresas locales que se estén instalando en Brasil.

El experto también menciona el francés y el alemán. En el primer caso destaca el hecho de que los franceses tienen mucha influencia en Europa, una zona muy regulada. En relación al alemán, comenta que entrega posibilidades principalmente en empresas químicas y automotrices.

Finalmente, otro idioma que abre puertas es el chino mandarín, el que “permite entender las negociaciones, entender el país que se está convirtiendo en la primera potencia mundial”.

Fuente: El Mercurio